Loading...

Eliminá el olor a humedad de tu ropa de cama

Home / Otros / Eliminá el olor a humedad de tu ropa de cama

Llega el invierno. Días más cortos, lluvias, frío… y más humedad. Este combo suele afectar al aroma y aspecto de nuestra ropa del hogar, y particularmente de la ropa de cama ¿Notás olor a humedad en tus prendas aun cuando están recién lavadas? O peor, ¿encontrás manchas de humedad en ropa que estuvo guardada durante mucho tiempo?

Estos contratiempos se vuelven habituales, y nos hacen perder valioso tiempo y dinero. Lavamos la ropa una y otra vez, dejamos las prendas durante mucho tiempo colgadas en la soga o el tender, o compramos nuevos productos para intentar eliminar olores y manchas.

Queremos que disfrutes de tus sábanas, mantas y frazadas al máximo. Por eso, hoy te proponemos algunos consejos para ganarle a la humedad y mantener tu ropa de cama de la mejor forma durante todo el año.

Sacale provecho al sol

Siempre que puedas, usá las horas de sol para secar la ropa de cama. Esto hará que las prendas tarden menos eliminar la humedad del lavado. Si el clima no ayuda, ubicá la ropa cerca de la calefacción para acelerar el secado.

Colgá prolijamente la ropa

Es frecuente que la humedad se acumule en los tejidos más gruesos: esto ocurre en mantas y frazadas. Por lo tanto, al secarlas mantenelas lo más extendidas que puedas.

No demores las prendas en el lavarropas

Unas sábanas mojadas dentro del lavarropas durante toda la noche son garantía de olor a humedad. Consejo para todo el año: colgá la ropa de cama apenas haya finalizado el lavado. Esto permitirá el aireado y facilitará el secado.

Cuidado con la ropa húmeda en el cesto

Las toallas y ropa deportiva húmeda suelen generar rápidamente olor a humedad. Y esto empeora cuando se mezcla con otras prendas. Te recomendamos que seques estas prendas antes de dejarlas en el cesto de la ropa sucia. Otra alternativa es meterlas directamente en el lavarropas.

Ventilá el lavarropas

Parece un detalle menor, pero muchas veces el olor a humedad proviene del mismo lavarropas. Esto, en general, sucede por dejar el tambor cerrado durante mucho tiempo. Lo ideal es dejar abierto el lavarropas al finalizar los lavados, para que se seque. En caso que ya tenga olores, conviene realizar un lavado con agua caliente, agregando dos tazas de vinagre blanco en el tambor.

Revisá los olores en armarios

Otra fuente de olores pueden ser los armarios y placares, más aún si están empotrados en paredes. Ventilalos frecuentemente, dejando sus puertas abiertas. En caso de que registres olores, incorporá productos anti-humedad especiales para armarios.

Antes de guardar en el placard

Si vas a guardar sábanas durante un tiempo en el placard o armario, lavalas con poco detergente y sin suavizante. Esto evitará que los restos de jabón generen manchas. Realizá el secado al aire libre y comprobá que no quede humedad en ninguna parte.

Te recomendamos que no plaches ninguna prenda que guardes por mucho tiempo. Esto también puede generar manchas.

Cartón o tela en lugar de plástico

Usá cajas de estos materiales para guardar la ropa. Al ser aireadas evitan la condensación y acumulación de humedad.

Finalmente…

Si tenés alguna prenda con olor intenso a humedad, volvé a lavarla reemplazando el jabón por un vasito de vinagre de manzana. También podés sumar un poco de jugo de limón y una taza de bicarbonato de sodio.

Seguí estos consejos para mantener el mejor aroma en tu ropa de cama durante los 365 días del año. Disfrutá de un invierno sin olor a humedad… Y no dejés de ver nuestro nuevo catálogo de sábanas.

¡Hasta la próxima entrega!

Comentarios(0)

Subir un Comentario